No te acostumbres…


A la tristeza, a lo que no vibra contigo, a la miseria y pobreza espiritual, a la pereza, al dolor que trae la frustración, a la rabia que trae todo aquello que no has sanado, no te acostumbres a una vida de sufrimiento, porque no es lo que te corresponde.

No te acostumbres a todo lo que no sume bienestar a tu vida, porque cada día que pases de sometimiento, irás hundiéndote en un estado de oscuridad que se volverá en tu adicción.

Cuando sientas que estás tocando fondo, y lejos del estado en el que sientes te corresponde estar, no pelees, no luches, simplemente toma correctivos, recuerda que esos correctivos, pueden dolerte, pero será un dolor temporal, que posteriormente será recompensado con realización y entendimiento.

No te quedes en el dolor, simplemente porque te trae momentos de falsa tranquilidad, es preferible que lo mires de frente lo que se puede suponer un tiempo prolongado, pero que luego de reconocerlo y vivirlo, tendrás la fortaleza y sabiduría suficiente para soltarlo y seguir por senderos de paz e iluminación.

No te acostumbres a una frecuencia vibracional menor a la tuya,  recuerda que eres el capitán de tu barco y solamente tú puedes direccionarlo y llevarlo a un buen puerto.

Con amor, tus guías universales,

Canal de Luz, Lucy

Leave a comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *